viernes, 24 de abril de 2009

catarsis muda bajo sombras de una barra

de pie, sin mayor felicidad que la robada y con un tatuaje en sus labios, exhibe con gracia el sabor de sus senos enhiestos.

muere y lo sabe.

su corazón agitado se enfría y sus venas se rompen como agujas de óxido con cada latido. intenta gritar mas no puede, llorar quizás y pedir perdón y volver atrás pero descansa, se despide en silencio.

ellos aplauden, gritan, cantan, critican, follan y otros mueren.



2 comentarios:

Marcos Ortega dijo...

y así será hasta el fin de los días...

MAREADEMOCIONES dijo...

es muy intenso!
de pie, sin mayor felicidad que la robada, esa frase me mató!
besos dobles