jueves, 26 de noviembre de 2009

it's not me, it's you

era tarde, aunque no lo suficiente para dejarse perder entre las sombras de la luna y su ventana.
entraba un aire húmedo con sabor a mar que gozaba cada pliegue de su espalda. estaba seca. sudada. sudada también lo estaba su frente, bajo pequeñas gotas de un ácido néctar surcando caminos vallados.

su imaginación, al soborno de recuerdos aromas en el vicio de la juventud presente, en la exaltación prohibida entre cuerpos fundidos al sexo y en el esperma de la naturalidad como única moneda.

así, bajo efectos de su droga, penetraba inconsciente el ambiente de cálidos ritmos entre su mano y aquél objeto por el que muchos perdían la cabeza. era suave e inhiesto al tacto, cada vena se aferraba los dedos de su mano y no al revés. alternaba con gracia este vaivén de emociones violentas y dulces. por momentos y otros.

se detuvo el tiempo un instante y ardió en las llamas de su propio infierno. cerró los ojos. gimió a lo lejos y gozó la estridencia en sus labios de un vacío torrente en silencio.


3 comentarios:

Marcos Ortega dijo...

Malditos onanistas...
A veces pienso que la gente folla sólo para tener algo que recordar cuando se masturban...

edu_art dijo...

esa frase es GENIAL

:O

lascartasdenadie dijo...

yo me masturbo todos los días. todo el mundo debería masturbarse

saludos vallisoletanos=)
acabo de comprarte lo que te dije