lunes, 19 de octubre de 2009

escaleras de cuatro pisos

a mi me gusta levantarme pronto porque le doy más valor a las cosas y sobretodo al tiempo. soy más productivo. a mi vecino del tercero le parece que no hay mejor momento para follar. yo también lo creo. mientras me ducho escucho todo el diálogo y me río. él no lo sabe, pero su chico me hace ojitos cada vez que nos cruzamos en la escalera. es majo, pero tiene cara de barbie prostituta.

anabolizantes aparte, las mañanas suelen ser más divertidas que las noches.

a mi me gustan los detalles y el café y las tortitas. creo que
el truco está en ponerle muchos huevos. como a la propia vida. canela. también hay que ponerle mucha canela. a la vida no. a las tortitas.

duchado, vestido y comido me voy a la biblioteca. algún día hablaré a fondo de al biblioteca. mi biblioteca no tendría que ser tan marica puesto que se trata de una escuela de ingeniería. pero lo es y mucho.

dani se sienta a
mi lado y enciende su ipod. pone la típica cara de tocapelotas. a pesar del ruido sé que la canción es de cher. yo odio a cher y todo el mundo odia a cher. las bestias sordas del fondo del océano y las especies que aun faltan por descubrir odian a cher.

un descanso. y dos. y tres. y me voy a casa.

coincido en la escalera con el vecino que me hace ojitos. parece triste. como quien te pide sal por la ventana, me dice que su chico (el del tercero) lleva nueve meses tirándose a otro vecino. hago un símil entre el embarazo y los cuernos. me río. él no.

nota al lector -digo yo que alguno habrá- no confundamos imaginación con realidad... que os veo venir.

2 comentarios:

Marcos Ortega dijo...

hubiera sido mas bonito si hubiera sido realidad, al menos lo del vecino barbie jejejeje

lascartasdenadie dijo...

Estuve repasando entradas antiguas (y eso q debería estar proyectando) Arrastras desde la primera letra cabrón.. Me pregunto si la ingeniería se te da tan bien. Sigue escribiendo fuerte
Cuidate