sábado, 24 de octubre de 2009

por ejemplo, te quiero

qué importancia de los sueños?
qué sentido por verdad?
qué verdad a las promesas?
qué volátil seriedad?

entresijo de lo escrito por las ramas de la edad, la pasión de mi sonrisa, tus caricias y el compás. el amor. los placeres sobre un sexo de este fuero en castidad. el calor. partituras en tus versos como arena sobre el mar. las espaldas de este cuerpo. las estrellas. la saliva es nuestro mal.

bajo el tiempo y sus acordes, la tensión. el azufre a su pecado, nuestros humos y mi seno y mi verdad. los latidos a destiempo, los idiomas del estar, la paciencia de un secuestro. dilación sometida. verbos incautos. nada más. las esperas como extractos y los besos al final. cataclismos de improperios. las comas, los acentos. la ternura. nada más. dos respuestas al extracto. pensamiento y paridad. equilibrio. soborno a los encuentros. un estanco. un haz por trinchera. nada más.

dos caladas al pasado.
experiencia.
sobriedad.
nada más.

desacato a los instantes. atención. locura. desenfreno. la saliva de las noches. corolario a las mañanas y al café de tu mirada. nada más.

mi secreto en la penumbra. mi atención a tus posturas. selección correspondida en sentimientos a la escucha. conmoción premeditada. calentura en la veleta de los ecos por tus piernas. el ardor de tu fortuna si otros brazos me promulgan.

me perturban tentaciones. de terceros y novenos. con la fuerza de un discurso y la estela de un exceso. sobran los rincones. sobran los momento y todo sobra cuando los sentimientos son ciertos y los siento.

tq.


1 comentario:

Marcos Ortega dijo...

aisss q romantico te nos vuelve el amor... jejeje