sábado, 24 de octubre de 2009

preludio de miradas

las caricias como el sexo de intercambio a nuestros labios.
el calor en sintonía de dos cuerpos encendidos.
el sabor de tus besos partidos por largas noches medias.
la pasión que corrige lo etéreo.
la compañía de vinos tintos.
los relojes que marcan las horas a destiempo y los orgasmos que gimen segundos.
la presión de tus manos secuestrando las propias.
los deseos con sabor a otoño.
el color agitado de la piel corrupta.
el tacto hidratado y compartido.
el ardor que distrae.
los dedos como látigos sujetando unas caderas dóciles.
los pezones enhiestos y las lenguas inquietas.
la razón de nuestros excesos.
el vapor de unos pulmones vacíos.
la canción variable de dos en uno.
los sonidos mudos y eternos.
las fantasías compartidas.
las sonrisas cómplices.
los pies que naufragan en camas infinitas.
las directrices innovadas.
los testigos a pie de calle.
madrid y sus rincones.
los puntos suspensivos.


quien lo probó, lo sabe.

2 comentarios:

Marcos Ortega dijo...

madrid y sus rincones... mmmmm

lascartasdenadie dijo...

esto es el amor
quien lo probó, lo sabe

gongora